Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

La imagen corporativa de tu empresa es su principal carta de presentación. Se constituye como ese aspecto fundamental a trabajar para llamar la atención del público e intentar marcar la diferencia. El logotipo para una empresa debe ser un sello de autenticidad con un diseño afable y poco común.

No se pedir menos del  elemento que nos identifica entre el resto de las marcas. Un buen logotipo es esencial para transmitir los valores de cualquier empresa e institución. Considerarlo como algo superfluo e inherente es un craso error.

Estaríamos haciendo a un lado a esa señal de calidad para distinguirnos e impactar al consumidor con algo único. Invertir en su realización debe ser una prioridad en términos generales. La creación de un logotipo es lo primero a tener en cuenta durante el proceso de apertura al público.

Si vemos un logotipo con llaves e inmuebles dentro de un mismo cuadro ¿A qué tipo de empresa lo asocias? Muchos responderán a una inmobiliaria y esto es lo que representa dentro de su identidad comercial.

Se trata de mostrar al mundo desde lo que hacemos hasta cómo trabajamos, dentro de un emblema exquisito y original. Ese que pueda generar un asombro magistral, así como tampoco sea olvidado con el pasar del tiempo.

Un logotipo para empresa diseñado de forma excepcional es una viva muestra de profesionalidad. Principalmente, porque permitirá captar la atención del público e incidirá de forma directa en su decisión para contratar sus productos o servicios. 

No caben dudas de la importancia de un buen logotipo en tu empresa. Por algo es que se insiste en la necesidad de contratar a verdaderos expertos para  su realización. Un símbolo feo y cutre es el mejor camino al fracaso.

Queremos ayudarte a tener mejor visibilidad en la web. Este contenido es un pequeño repaso para demostrarte por qué debes contar con un logotipo de calidad para tu empresa y cómo puedes lograrlo. 

¿Qué aspectos debe contener el logotipo para una empresa?

-Sencillez y originalidad: La superficialidad no sirve de nada en este caso. Si lo concibes como un método para resaltar entre el resto, estás sumamente equivocado. Un logotipo de empresa debe contener colores sobrios e imágenes simples pero que transmitan al mensaje de forma idónea.

Todo esto debe ir plasmado bajo un contexto único e irreverente, el cuál sea capaz de sorprender al público con algo especial entre el resto.

– Capaz de atención del público: Generar un impacto visual es el propósito a conseguir con la creación de un logotipo para tu empresa. Para ello es necesario considerar que debe ser tan cautivante como simple. Algo que los clientes recuerden en todo momento y no puedan dejar de observar al tenerlo frente.

Por lo tanto, tienen que ser llamativos e innovadores. También se recomienda que tengan algún elemento curioso para despertar esa perspicacia en el consumidor, quién no parará hasta descifrar su significado.

Así no olvidarán a tu empresa y la tendrán como una referencia en el sector.

– Debe transmitir a la esencia de la marca: No se puede pretender hablar de paz o sanidad con tonos rojos e incandescentes. Un buen logotipo debe tener la capacidad de transmitir los valores de tu marca en términos generales.

Un ejemplo de ello son las empresas con actividad de conservación del medio ambiente. Ellas hacen uso de colores como el verde o blanco junto con árboles o alguna especie animal, con la intención de exteriorizar ante la colectividad a su deseo por mantener la armonía entre las actividades humanas de subsistencia y los ecosistemas naturales.

Se trata de conectar emocional con los símbolos representativos de su actividad.

 – Diseño atractivo para el público objetivo: No puedes pretender realizar un logotipo paraun salón de belleza de hombres maduros con pistolas de agua o  coches de carrera. Puede que algún joven se sienta identificado pero no responde al target de la empresa. Todos los elementos escogidos deben estar en sintonía con el público objetivo de la marca.

Consiste en familiarizarse con los gustos e intereses de tus prospectos a clientes.

– Adaptado a diferentes formatos: La ergonomía es una característica imprescindible en un buenlogotipo de empresa. Principalmente porque estará presente en cualquier elemento representativo como vallas publicitarias, tarjetas de presentación e incluso en las cotizaciones e informes de gestión administrativa.

Esto sin tener en cuenta a su presencia obligatoria en las cuentas de redes sociales. Lo ideal es que pueda acoplarse a cualquier ambiente, dónde siga destacando sin importar el tamaño o contexto.

– Atemporalidad para acoplarse a los cambios: Al realizar una buena inversión en ciertos aspectos de empresa, siempre vamos con la mentalidad de no repetirla por un largo tiempo. Cambiar de logotipo es algo poco concebido durante los primeros años de su exposición al público.

No obstante, se recomienda su vectorización para posibles mejoras o retoques en el futuro. Debes mantenerlo actualizado según el entorno actual. Recuerda que en ocasiones es necesario innovar para no desaparecer.

 

Beneficios de un buen logotipo para una empresa.

Transmite confianza al público sobre sus productos o servicios. Cuándo un funciona público entre en cualquier lugar con sus credenciales de identificación, se le trata con el mayor respeto e  infunde un nivel de tranquilidad único. 

Esto se debe a qué ha logrado dejar en claro a su procedencia y nos sentimos confiados  por ello. Lo mismo sucede con las empresas e instituciones. Si visualizamos su logotipo desde la entrada e incluso está presente en casi todos los espacios, estamos en frente de una organización valores y principios.

Una opción ideal para satisfacer las diversas necesidades que se presenten con absoluta garantía de calidad.

Puede convertirse en un icono con el transcurrir del tiempo. La originalidad es algo muy valor en estos tiempos. Un buen logotipo para empresa debe trascender en la memoria colectiva, convirtiéndose en un emblema vivo dentro de cualquier sector comercial e industrial.

¿Por qué cada vez que se habla de comida rápida, nos acordamos de McDonald’s? Sencillamente ha logrado posicionarse como una referencia en este ámbito tan básico de la vida cotidiano. No existe una fórmula mágica para alcanzar este propósito, pero si se requiere de esfuerza y mucha creatividad para lograrlo.

Permite crear empatía entre el consumidor y la empresa. He allí la importancia de escoger elementos asociados a los gustos e intereses de tu público objetivo. Principalmente porque llamarán la atención de forma significativa, así como también será el imán para atraer más clientes con necesidad de tus productos o servicios.

Ellos se sentirán identificados con el target de tu marca. Un factor imprescindible en el branding empresarial. Es la mejor forma de fidelizar con los clientes.

Cambiar el logotipo: ¿Una verdadera necesidad para las empresas? La cambios en la identidad corporativa son bien recibidos por el público. Se sueles concebir como una necesidad con el pasar del tiempo, considerando que es vital adaptarse a las circunstancias actuales para estar a la vanguardia.

Ofrecer versatilidad e innovación son valores agregados dentro de tu propuesta de atención al cliente. El cliente compra por los ojos como hemos repetido de forma tácita en apartados anteriores de estos contenidos. Podrá sonar cruel o clasista pero es la realidad.

La presencia tiene un gran peso e influencia durante cualquier negociación. Es algo que no se puede hacer a un lado por ningún motivo. Te decimos porque hay quienes siguen pensado en el logotipo como algo básico y sin importancia. Pareciera que la globalización ha pasado frente a ellos pero no se han enterado de nada.

Hay diversos aspectos a tomar en cuenta al momento de decidir sobre el destino de este signo gráfico. El primero es estudiar e investigar sobre cómo perciben los clientes a tus señales de identificación. Especialmente en el caso de sectores como prensa e información, dónde las nuevas tecnológicas han  tenido un efecto drástico en sus actividades.

Según los resultados de este análisis es que vas a trabajar. Así podrás obtener el mayor beneficio en términos generales, debido a qué conocerás cuáles son los verdaderos puntos débiles de tu identidad corporativa para trabajar en ellos de forma concisa.

Puede que tu logotipo no requiera de una transformación radical, sino de simples retoques para evitar que se desfase y adquiera un aire anticuado. Realizarle modificaciones de forma abrupta o cambiar en su totalidad, cuándo haz logrado reconocimiento general por este emblema, es un error catastrófico.

Estás destruyendo algo que tanto te ha costado obtener e implicar regresar al punto de partida.  Cambiar de logotipo para empresa es algo que no se debe realizar a la ligera.

También te puede interesar

Deja un comentario